Descripción del proyecto

Casa en una planta de construcción antigua de unos 70 m2.

Esta vivienda consta de tres habitaciones y salón comedor, cocina, baño y un pequeño patio. Sin uso desde hace varios años, estaba pintada con colores oscuros, lo que daba oscuridad a las habitaciones interiores, por lo que utilizamos el color blanco para aclarar. Se instaló un estudio en la habitación exterior donde hay luz natural y se ilumino tanto la alcoba como la habitación infantil así como el salón comedor. A la cocina y baño se le dio claridad a través de los azulejos y un toque de modernidad con el cambio de mobiliario y objetos decorativos.

El patio trasero se convirtió en un bonito rincón donde poder relajarse.

ANTES

DESPUÉS